Trigger

Cómo conducir con mucho viento


Si estás planeando un viaje largo que además es conocido por sus vientos intensos, se puede hacer un poco  más complicado conducir tu motocicleta con tranquilidad. Por las características del vehículo y a las curvas del camino, podemos terminar en un accidente. Aquí te dejamos una serie de consejos para que puedas vivir esta experiencia al máximo.

El primer consejo es: Prevención. Si te das cuenta de que el viento es mucho lo más razonable es que disminuyas la velocidad, si vas más rápido, sentirás más fuerte la ráfaga de viento. Es importante que disminuyas la marcha para que el motor no pierda fuerza y puedas desplazarte mejor. Si tu moto es automática sólo preocúpate de que la aceleración sea constante para poder avanzar correctamente a través del viento.

Utilizar el equipo adecuado también es clave en esta situación, esto significa tener buen casco, guantes, botas y chaqueta que corten el paso del viento, y además puedan prevenir el frío que estos mismos pueden provocar.

Debes ser firme pero suave al manejar la moto. Esto quiere decir que se debe sostener el manubrio con fuerza para que no nos agarre desprevenido una ráfaga de viento, pero aun así ser capaz de poder tomar las curvas suavemente. Tu postura debe ser inclinada hacia adelante, agachando tu cuerpo cercano al manubrio para permitir una mejor aerodinámica.

Intenta inclinarte hacia la dirección del viento, y si la ráfaga proviene de lado, dirige el tren superior de tu cuerpo hacia donde viene el viento para equilibrar el peso. También debes asegurarte de no inmovilizar tus piernas, lo importante es no asustarse y apretar las piernas a la moto, además de utilizar la cintura como punto de flexión.